Logo Carla Acebey de Sánchez

ARTÍCULOS

¡Yo Si Puedo!

La semana pasada estuve en la maravillosa Isla de Margarita, dando un taller para una empresa titulado Apoyándote a Ser Padre. Fue una grata experiencia y los recuerdos de lo vivido allá me inspiraron a escribir este artículo.

En una sección del taller revisamos cuanto influye en nosotros lo que nuestros padres nos dijeron de niños. Sus palabras fueron mandatos muy poderosos y aún cuando no los tengamos conscientes, todavía podrían estar dirigiendo de una u otra manera nuestra vida. Aunque nuestros padres hicieron lo mejor que pudieron, probablemente la frase que más nos repitieron de niños fue “no puedes” y hoy en nuestra vida de adultos aún esta frase podría estar en nuestra cabeza, limitando muchas de nuestras iniciativas. Por ejemplo, si queremos comprar un carro, el primer pensamiento que puede aparecer es “no puedo”, si hay una oportunidad de ascenso, podemos querer ese cargo y al mismo tiempo pensar “se lo darán a otr@”. También pudiese ser que estas enamorad@ de alguien y no  te atreves a decirle creyendo “no va a querer”. Así que esa frase “no puedo”, puede ser como un mandato genérico interno que constantemente  nos sabotea nuestros sueños y oportunidades.

Si queremos ser todo lo que podemos ser, debemos trascender nuestros límites, transformarnos e ir más allá de lo que incluso nosotros imaginamos que podemos alcanzar… y por supuesto es imprescindible que cambiemos esa idea negativa que tenemos de nosotros por algo más positivo, en este caso: YO (agregas tu nombre) SI PUEDO.

El Proyecto Internacional de Autoestima, creado por Bob Mandel, se basa en esta idea y de hecho su slogan es: Si, Yo si Puedo! Poderosa frase que te invito a repetir una y otra vez (de todas formas aquí en este artículo vamos practicando porque la he escrito muchas veces,  je,  je)

De igual manera, si ahora tienes el rol de Padre/Madre, te invito a que alientes a tu hij@ a que crea que Si puede. Por supuesto que esto no significa que dejes que cruce una calle sól@ si no tiene la edad adecuada o ponga las manos encima de la cocina prendida. Los niños deben tener límites, pero al mismo tiempo, deben saber de sus capacidades y sobre todo que pueden intentar hacer las cosas hasta que eventualmente lo logren. Es muy satisfactorio para ellos darse cuenta que han aprendido y alcanzado algo, no le quites o le retardes ese momento de disfrute.

En definitiva, el mejor regalo de amor que te puedes dar y que le puedes dar a tu hij@ es creer que Yo SI PUEDO. Vamos, repítelo….

Autor: Carla Acebey de Sánchez

Mujer, esposa, madre y empresaria. Renacedora profesional, certificada para liderar seminarios del Proyecto Internacional de Autoestima y coach de autoestima, actualmente ejerce como consultora organizacional y facilitadora en talleres, seminarios a grupos y sesiones individuales.