Logo Carla Acebey de Sánchez

ARTÍCULOS

¡Los desafíos son una oportunidad!

En este artículo quiero compartir contigo una experiencia personal. Lo hago con el deseo de que pueda servirte de referencia de que es posible transformar la forma como percibimos aquellas circunstancias que podríamos decir son reveses de la vida para hacer de estas algo bueno.

Como terapeuta formada bajo la técnica del Renacimiento se que la forma como llegas a este mundo define la manera cómo te sientes contigo, te relacionas y vives.  En ese proceso de aprender de mi, me topé con este evento: cuando mi mami supo de mi llegada, hizo una promesa a una virgen pues quería que mi presencia permitiera recuperar la relación con mi papá la cual estaba en crisis. Producto de esa promesa, decidió ponerme mi tercer nombre “de la Esperanza”. Durante muchos años estuve peleada con ese nombre y creo que no sólo era por la denominación como tal, sino porque una parte de mi sabía de una vieja conclusión que había sacado a partir de la vivencia, yo creía que no me querían por mi sino por lo que yo vengo a hacer por otras personas. Esta circunstancia tenía un importante peso en mi vida, por ejemplo, tenía dificultad en pedir apoyo, en recibir de otros, porque este pensamiento aparecía una y otra vez: si yo no hago algo por esta persona, entonces no me va a querer.

Continuando con mi trabajo personal, me di cuenta como este episodio de mi origen influyó en toda mi vida. También me percaté que estaba dolida con mis padres porque esperaban que yo hiciera algo que les correspondía a ellos. Una vez consciente de todo esto, decidí hacer el proceso de sanación, que significa soltar la emocionalidad de un evento pasado y quedarme con lo mejor de la historia: ellos me dieron la vida y me aman!!!

Por otra parte, siempre he querido generar un cambio positivo en las personas, infundir optimismo en ellas y creo que esa es la parte favorable de la historia.

Entonces empecé a mirar mi llegada con otros ojos y a darme cuenta de cuan importante era la esperanza en mi existencia. Me preguntaba ¿Por qué elegí esta situación? Y más importante aún ¿Para qué necesitaba experimentar todo esto? Y las respuestas llegaron. Ahora tengo la certeza de que mi alma eligió este desafío para poder encontrarme con mi misión de vida –traer esperanza al mundo- y de allí surge mi nueva empresa: El Poder de la Esperanza, C. A.  Me siento feliz de poder darle una nueva referencia a toda mi historia.

Así que esta vez me muestro un poco más a ti y también te presento a El Poder de la Esperanza, una empresa cuyo objetivo es apoyarte a crecer, a transformarte. Ojalá pronto podamos servirte.

Enfocándonos ahora en ti, te invito a que si estas atravesando un desafío, en lugar de sentirte una víctima de esos eventos y de preguntarte ¿por qué a mi? Más bien intenta responder ¿qué puedo hacer con eso que te está pasando? Y ¿cuál podría ser la ganancia que puedo obtener de la experiencia? Si crees que no puedes encontrar esas respuestas por ti mismo, busca ayuda. Te aseguro que si haces tu trabajo personal, podrás salir no sólo airoso del evento, sino también con una mayor comprensión de quien eres.

Bendiciones para ti!

Autor: Carla Acebey de Sánchez

Mujer, esposa, madre y empresaria. Renacedora profesional, certificada para liderar seminarios del Proyecto Internacional de Autoestima y coach de autoestima, actualmente ejerce como consultora organizacional y facilitadora en talleres, seminarios a grupos y sesiones individuales.