Logo Carla Acebey de Sánchez

ARTÍCULOS

¡Reinvéntate! Que el mundo está cambiando

El mundo está cambiando, así que reinventate

Estamos viendo el mundo cambiar justo al frente de nuestras narices. ¿Qué harás al respecto? Hay algunos que miran esto con temor, mientras que otros están creando nuevas formas de trabajo y de vida. Ojalá quieras ver esto como una gran oportunidad que aprovechar. Y si no es así, sigue leyendo que creo que puedo y quiero ayudarte.

El mundo no será igual que antes.

Hay personas que están en la espera de que todo esto pase para regresar a lo conocido. En mi opinión es como la avestruz que mete la cabeza debajo de la tierra. Creo que esta situación no sólo se va a prolongar, sino que cuando termine, ya no seremos los mismos.

Por otra parte, hay otras personas, tal vez más claras o visionarias que se han dado cuenta de muchas cosas y están ya promoviendo cambios. Te doy un ejemplo: tengo años trabajando para algunas oficinas de Century 21, una excelente franquicia inmobiliaria. Allí hablamos de todas las oportunidades que están surgiendo en este mercado producto de los muchos cambios que van a hacer las empresas.

A propósito del virus y el tiempo de resguardo, hay organizaciones que se han dado cuenta que pueden ahorrar mucho dinero si una parte de sus empleados trabajan desde casa. Necesitan menos espacio físico, con todos los gastos asociados a ello. Por otra parte, tengo clientes que son empleados en corporaciones y han visto cuanto tiempo y dinero pueden ahorrar trabajando desde su casa. Me dicen por ejemplo que reducen el tiempo invertido en trasladarse; el combustible que usan y el estacionamiento o el costo de transporte y la comida fuera de casa. Todos estos gastos representan un ahorro importante en su presupuesto mensual.

Es verdad que no en todos los casos esto tiene sentido. Pero en el mundo sí hay muchos negocios y personas que han visto una gran oportunidad que antes de esta situación ni siquiera consideraban posible.

Le pedimos a Dios que cambie la situación, sin saber que Dios la puso para cambiarnos

Este es el resumen de una frase que he visto muchas veces en las redes y es muy pertinente para lo que vivimos. Ciertamente no creo que Dios haya creado el virus, ni lo haya esparcido. Pero si creo que esa Inteligencia Infinita ha usado esta situación para que nosotros cambiemos.

Sin lugar a dudas, nuestro amado Planeta Tierra está agradeciendo esta pausa. Y si producto de todos los estos cambios -que se quedarán- creamos unas nuevas rutinas y consumimos menos combustible (por ejemplo) este proceso será ganancia para el planeta. Como consecuencia de ese beneficio, nosotros también mejoraremos, porque somos parte de este ecosistema que es el mundo. Creo que ahora podemos verlo más claramente.

Ante todo esto ¿qué quieres hacer?

Como mencioné anteriormente, creo que tenemos dos extremos de formas de reaccionar. Una es esperar que todo pase para regresar a lo conocido. La otra es ver que tú puedes ser protagonista y pionera(o) en los cambios que el mundo está enfrentando.

Ahora, tu mundo interior influye enormemente sobre la forma como miras y abordas todos estos cambios. Por ejemplo: si eres una persona naturalmente optimista, te parecerán tiempos excitantes y que te llevarán a un mejor futuro. Así, tu enfoque será en cómo aprovechar esta etapa para reinventar tu vida y trabajo. Pero si eres una persona temerosa, pasarás más tiempo preocupado(a) en cual será el desenlace. Tomarás decisiones con mucha cautela y tendrás resistencia a las oportunidades de cambio, tratando de permanecer en la zona de confort tanto como te sea posible.

El mundo nos invita o empuja a cambiar.

Regresando a mi experiencia con Century 21, veo franquicias que aún no hallan cómo responder ante la cuarentena. Aún están paralizados pensando cómo pueden ofrecer apartamentos, oficinas y como sus asesores pueden encontrar una nueva forma de conectarse con sus clientes. Algunos de los asesores han decidido dedicarse a otras actividades porque requieren tener ingresos.

Por otra parte, hay otras franquicias -a las cuales tengo el privilegio de servir- que al principio tomaron un tiempo para atenderse emocionalmente. Adicionalmente crearon planes estratégicos, protocolos de bioseguridad, discursos para hablar con quienes ya previamente estaban dispuestos a comprar o vender. A la fecha ya han diseñado modelos de muestras de casas y locales virtuales, han cerrado negocios usando nuevos sistemas legales de traspaso de bienes. En fin, siguen haciendo su trabajo y se están preparando para la nueva ola de movimientos inmobiliarios que vendrán una vez se suspenda la cuarentena.

Lo que más me gustaría lograr con este artículo es que abras tu mente para que te des cuenta que de acuerdo a como piensas, así experimentas lo que ocurre. Y a partir de allí, determinas las acciones a tomar. Entonces, ojalá decidas cambiar internamente para tener con qué enfrentar el mundo como ahora se presenta. Además sería maravilloso que confiaras en Dios y a partir de allí abrieras tu corazón a la certeza de que esa Sabiduría Universal está moviendo los hilos para tu mayor bien. Tal vez la pregunta sería ¿si no tuvieras miedo, qué harías ahora, cómo te reinventarías?

Por mis años de experiencia como especialista en conducta humana, puedo decirte que es posible cambiar. Así que ojalá decidas buscar tu camino para promover esas mejoras en ti. Vamos, tú puedes hacerlo y el mundo cuenta contigo.

Para tu felicidad, elige bien a tu pareja

Reinventar nuestra relación con la Tierra

Autor: Carla Acebey de Sánchez

Mujer, esposa, madre y empresaria. Renacedora profesional, certificada para liderar seminarios del Proyecto Internacional de Autoestima y coach de autoestima, actualmente ejerce como consultora organizacional y facilitadora en talleres, seminarios a grupos y sesiones individuales.