Logo Carla Acebey de Sánchez

ARTÍCULOS

Crear un año nuevo fantástico

Un año nuevo fantástico está disponible para ti

Estamos en las puertas de un nuevo año. Dios te regala una nueva oportunidad para crear esa vida y esas experiencias que deseas. Tú tienes un poder creador y en este artículo te explico como usarlo a favor. Así que ¡vamos! continúa leyendo y haz tu parte para lograr todo lo fantástico que quieres.

El entusiasmo de Año Nuevo es perfecto para crear.

Hay un maravilloso entusiasmo cuando estamos terminando un año y comenzando otro. Tenemos rituales y costumbres para celebrar el cierre y planificar el nuevo comienzo. Esas emociones son una energía muy poderosa que nos ayudan a materializar los anhelos que guarda nuestro corazón para ese nuevo ciclo.

El tema es que al terminar las fiestas, con frecuencia regresamos a nuestras rutinas y perdemos el entusiasmo. Nos volvemos a meter en nuestras muchas ocupaciones y nos olvidamos de las metas. Así, estas se quedan en los rituales, a veces en el papel donde las anotamos y no se concretan.

Con frecuencia dudamos de nuestra capacidad para crear lo que queremos. Hay momentos donde invocamos a Dios, pidiendo que nos ayude a lograr nuestros anhelos, sin darnos cuenta que una chispa de Dios se encuentra dentro de nosotros y más bien esa es la chispa que debemos activar para hacer realidad esos deseos.

Entonces aquí te doy una de las claves: tu emoción es vital para ayudarte a crear lo que quieres.

Tú puedes crear lo que anhela tu corazón.

Una de las formas que he encontrado para explicarle a mis estudiantes las infinitas posibilidades que tenemos es la siguiente:  Imagina al universo como un gran menú que contiene todo: extrema pobreza, riqueza y todo lo que está el medio, amor, odio y todas las emociones y experiencias intermedias, salud y enfermedad, gente bondadosa y aquellos que sólo quieren sacar ventaja de ti, personas amorosas y violadores o estafadores. Todo existe en el universo y Dios lo creo todo porque este es un planeta donde vienes a experimentar todo.

Además, Dios te dio libre albedrío, que significa que tienes la capacidad de elegir lo que quieres experimentar de ese gran menú. Lo que a veces no sabes es que lo que determina tu elección de ese menú no son tus palabras, ni tus oraciones, sino tu energía.

Emites una vibración que es el lenguaje con el que le hablas al universo y ordenas de ese menú. Esa vibración es el resultado de tus emociones. Y tus sentimientos son la consecuencia de tus pensamientos, conscientes o inconscientes.

El gran desafío que tienes es que como estas acostumbrado(a) a percibir todo con tus sentidos, te comportas más como un ser reactivo que como un ser creador. Te doy un ejemplo: ves que tu cuenta tiene poco dinero y sientes temor de no poder cubrir tus necesidades, hablas con las personas diciéndoles que todo esta caro o difícil. Además cuando rezas, la emoción con la que lo haces es el miedo. Le pides a Dios que no te falte nada. Entonces, ya que siempre estamos creando, todas esas emociones, acciones y palabras que tuviste, producen una energía de miedo. Y con ella le estas diciendo al universo: dame más de eso. Así perpetuas la experiencia y entras en un circulo vicioso de carencia, miedo y más escasez. ¿Todo esto te suena familiar? Seguro has vivido esto, tal vez en otra área, pero el proceso es similar.

Así que tu reto es que aunque veas tu cuenta con poco dinero, te mantengas con la certeza de que todo cuanto necesitas está disponible para ti. Es decir, en lugar de darle mucho crédito a lo que perciben tus sentidos, tener la claridad de que estas creando lo que viene a continuación. Entonces elegir con consciencia tus emociones, palabras y acciones para crear esa realidad que quieres vivir.

Sé que son años y años de condicionamiento, pero te aseguro que puedes hacer el cambio y más rápido de lo que crees. No es una pastilla que te tomas y al día siguiente ya estás pensando distinto, pero con persistencia y disciplina puedes hacer el cambio.

Mantén el enfoque en lo que quieres crear.

Quiero darte una imagen que tal vez no te guste mucho pero que es muy valiosa para este tema. Los caballos de carrera con frecuencia usan gríngolas, son un implemento que les ponen para que mantengan su vista fija en el frente, en el camino que está delante de ellos sin ver a los lados.

A veces necesitarías esas gríngolas, para mantener tu atención en tus metas. No sólo porque te distraes, sino porque al ser tu energía la que está creando, si cuando tienes una meta tu enfoque está más en lo opuesto, simplemente estas creando lo contrario a lo que quieres. Otro ejemplo: quieres una relación amorosa, pero tu conversación constante es: no se puede confiar en los hombres (o las mujeres). Además te mantienes recordando a tu última pareja quien te traicionó y deseando que sufra por el dolor que te causó. ¡Tu enfoque está en el lado equivocado!

Así que otra clave es: sostén constantemente la visión de lo que quieres, aunque veas una realidad distinta.

En resumen, te sugiero esto para crear ese año maravilloso:

1.- Ten una clara visión de lo que quieres

2.- Mantente enfocado en lo que quieres

3.- Siente que ya lo tienes y lo estas viviendo.

¡Feliz año nuevo y bendiciones para ti!

Tu don puede llevarte al éxito

Año nuevo, vida nueva

Autor: Carla Acebey de Sánchez

Mujer, esposa, madre y empresaria. Renacedora profesional, certificada para liderar seminarios del Proyecto Internacional de Autoestima y coach de autoestima, actualmente ejerce como consultora organizacional y facilitadora en talleres, seminarios a grupos y sesiones individuales.